Proyecto GCS

La sostenibilidad de las áreas protegidas de Costa Rica cada día dependen en mayor grado de los mecanismos financieros e instrumentos económicos que se puedan implementar a partir de los servicios eco sistémico que estas generan. De igual forma, como una cadena, el desarrollo sostenible el país depende de su sistema de áreas protegidas y el bienestar de sus comunidades aledañas.

Con el apoyo del Proyecto Biomarcc y mediante un proceso participativo entre los principales actores locales, la Fundación para el Equilibrio y la Conservación y el desarrollo desde hace más de un año se implementa un mecanismo financiera innovador cuyo objetivo es generar créditos de conservación para asegurar a largo plazo el buen manejo de las áreas protegidas lo que contribuye de manera significativa a la adaptación y mitigación del cambio climático.

Fundecodes realizó una revisión de estándares internacionales aplicables a las condiciones del país y se optó por el Global Conservation Standard (GCS por sus siglas en inglés), por tratarse de un estándar más integral el cual no sólo contempla el stock de carbono.

Para Fundecodes, el GCS surge como una alternativa más allá del carbono, ya que permite generar un mecanismos financieros basado en la conservación de bosques, permitiendo a su vez el desarrollo de actividades productivas en la zona de amortiguamiento comercial dentro del Área de Conservación Tempisque.

Descripción del proyecto

En el 2014, Fundecodes adquirió el GCS como un mecanismo innovador para compensar a los dueños de bosques la conservación continuada, basando los beneficios de los servicios eco sistémico a través de la emisión y venta de Unidades de Crédito para la Conservación (CCU por sus siglas en inglés).

 Dentro de los objetivos se encuentran:

  • Construir puentes entre  el desarrollo sostenible y la seguridad de conservación.
  • Atraer financiamiento internacional hacia el manejo holístico del uso de la tierra.
  • Complementar las medidas existentes de mitigación del cambio climático.
  • Proveer financiamiento pragmático para las actividades de uso sostenible de la tierra tales como agroforestería, reforestación y manejo forestal.
  • Aumentar el sustento de las comunidades rurales

Distribución del GCS

Las empresas privadas adquieren CCU para incrementar la responsabilidad social corporativa, diversificar el riesgo de su cartera, facilitar misiones filantrópicas y aumentar la confianza del inversionista. La GCS también construye un marco de confianza para actividades de  asistencia de desarrollo en el exterior.

La distribución de los fondos se realiza de la siguiente manera:

El dueño legal de la tierra recibe un 20% de las ganancias del CCU para cubrir los costos de administración y compensar parcialmente los costos de oportunidad de la tierra.

Un 40% financia directamente el marco de implementación de proyecto del Área de Conservación, incluyendo la verificación del PIN, el desarrollo del plan de manejo de conservación, el proyecto de registro y las actividades de monitoreo, registro y venta de los CCUs  así como la verificación y validación del proyecto anual de las terceras partes involucradas. Fundecodes recibe el 40% de las ganancias del CCU, las cuales son reinvertidas directamente en las actividades de la Zona de Amortiguamiento Comercial.

Cabe destacar que no hay costo alguno para los depositarios en ningún momento y las estructuras de propiedad (pertenencia) permanecen intocables en el proceso.

Para mas informacion visite Biomarcc

Conservar los recursos naturales empieza con la mejora en las condiciones de vida de los pobladores”